X
¿Qué estás buscando?

Seis de cada diez brasileños critica el Mundial

“No fue una brillante idea”, es lo que opinan los brasileños sobre tener a su país como sede
Toronto · Publicado el: 11 junio, 2014

Con amenazas de huelgas y protestas comenzó el Mundial Brasil 2014. Manifestaciones contra los millonarios gastos en la Copa han sido convocadas en todas las ciudades mundialistas durante la Copa. El miércoles la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, advirtió que el gobierno no tendrá “la menor contemplación con quien crea que puede cometer actos de vandalismo o impedir el derecho de la mayoría de disfrutar la Copa del Mundo”.

Tras cinco días de una huelga que fue suspendida el lunes y afectó a millones de personas, los trabajadores del metro de Sao Paulo decidieron el miércoles en la noche que no iban a declarar una nueva huelga el día de la apertura del Mundial. Los empleados de autobuses de Natal (noreste), el único transporte público de esta ciudad mundialista, anunciaron que entrarán en huelga a partir de la medianoche en reclamo de mejoras salariales.

El sindicato de trabajadores aeroportuarios decretó una huelga parcial de 24 horas en los tres aeropuertos de Río de Janeiro para el jueves, según informó en su sitio web. No obstante, un 80% de los trabajadores no paralizará sus actividades, precisó el portal de informaciones G1 de Globo. Las autoridades creían desconocer la intensidad que tendrían las manifestaciones, pero desplegarían desde el jueves 157,000 policías y militares hasta el día de la final, el 13 de julio en el mítico Maracaná de Río.

LOS DESENCANTOS DEL MUNDIAL

Hace siete años Brasil ganó el derecho a realizar su segunda copa, determinado a mostrar al mundo su poderío emergente, y de paso exorcizar el fantasma del ‘Maracanazo' de 1950, cuando Uruguay contra todo pronóstico le derrotó 2-1 en la final.

Según sondeos de opinión, donde una lluvia de críticas cae desde hace meses sobre el gobierno de Rousseff, hasta seis de cada 10 brasileños son del criterio que el Mundial no fue una idea brillante. Muchos creen que la inversión de $11,500 millones debió destinarse a la infraestructura de educación y salud, y no a construir estadios en ciudades como Manaos y Brasilia que se exponen a convertirse en elefantes blancos.

A esto se han sumado los desencuentros constantes con la FIFA. Su secretario general Jerome Valcke confesó que ha sido “un infierno” organizar la Copa en Brasil, célebre por su desbordante alegría y ánimo fiestero pero también por su informalidad. Rousseff comparó la preparación de la Copa a un partido “sudado y muchas veces sufrido”, pero aseguró que el resultado vale la pena. “Brasil, como el Cristo Redentor, está de brazos abiertos para acogerles a todos ustedes”, dijo la mandataria, dirigiéndose a los 600,000 turistas esperados para la Copa.

El Arena Corinthians era uno de los seis estadios que debía ser entregado a la FIFA el 31 de diciembre pasado. Pero a pocos días del torneo los obreros de este estadio aún verificaban la solidez de las vigas bajo las tribunas e instalaban cables, constató un periodista de la AFP. Otros cuatro estadios: Natal, Curitiba, Cuiabá y Porto Alegre daban también los toques finales a las obras.

Sports Astros

Edgar Valencia

Fundador y editor del medio deportivo Sportsastros.com, Edgar Valencia es un apasionado del deporte que contribuye con varios medios radiales y escritos en Ontario.

COMENTARIOS

ÚLTIMAS NOTICIAS