X
¿Qué estás buscando?

¿Qué tan influyentes somos los latinos en Toronto?

El blogger Diego Hidalgo analiza algunos puntos donde la comunidad hispana está debilitada
Toronto · Publicado el: 6 agosto, 2014

Foto: Raúl Pinto

En los últimos meses, he leído y escuchado a algunos miembros de la comunidad hispana quejarse sobre la falta de representación de los latinos de Toronto en la organización de los Juegos Panamericanos Toronto 2015. Con la riqueza étnica que existe en esta ciudad, uno pensaría que la organización encargada de llevar acabo los Juegos tendría, por lo menos, de un 25% a 30% de representación hispana entre sus empleados, ya que la mitad de los países que participa en los Juegos son hispano-parlantes. Pero según un artículo de Radio Canadá Internacional, en Marzo, la cifra era más cercana a tan solo 5%.

Leer eso me hizo pensar mucho acerca de la influencia que tenemos los hispanos en Canadá y me hizo reflexionar acerca de las oportunidades que tendremos como comunidad en las próximas décadas. Porque si fracasamos en ejercer suficiente presión política y social para que nos incluyan en la organización de un evento deportivo, en el cual además somos mayoría, ¿cómo vamos a lograr ejercer la presión necesaria para conseguir objetivos aún más importantes para el crecimiento de nuestra comunidad en el futuro?

Al venir de la misma región, hablar el mismo idioma y compartir culturas muy similares, los inmigrantes latinos tenemos muchos intereses en común. Lamentablemente, se nos hace muy difícil abogar por esos intereses y poner presión política porque nuestra comunidad está muy dividida. Y quiero aclarar, no me refiero a que nos llevemos mal entre nosotros, al contrario, existe una hermandad y cariño muy especial en nuestra comunidad. Pero en algunos ámbitos claves, la comunidad hispana está muy fragmentada, y por consiguiente, muy debilitada. Me concentraré en tres ámbitos muy conectados entre sí, y que, en mi opinión, son muy influyentes para el crecimiento de nuestra comunidad.

  •     La unificación geográfica
  •     La participación política
  •     La integración profesional y laboral.

Según la cifras del último censo en el 2011, existen alrededor de 70 mil latinos en la municipalidad de Toronto, sin embargo en tan solo 2 distritos electorales federales (Ridings) formamos un minoría de más del 3%, York-South Weston 9% (10,300 personas), Davenport 6% (6,700 personas). Eso quiere decir que los más de 50 mil hispanos restantes estamos esparcidos por diferentes zonas de la ciudad. Este es un fenómeno muy raro dado que los latinos somos bastante arraigados a nuestra cultura, tendemos a juntarnos entre nosotros, y a ser mucho menos individualistas que miembros de otras etnias.

Esta separación geográfica nos debilita mucho como comunidad, principalmente, porque al estar separados, nos cuesta mucho más elegir representantes políticos hispanos. Actualmente en Ontario, no contamos con ningún miembro en el parlamento federal, ni provincial, y a nivel municipal, apenas contamos con un concejal, Cesar Palacio, en Toronto. Este caso no es nuevo, históricamente nunca no nos hemos involucrado mucho en la política canadiense, de hecho, apenas han habido 8 políticos electos de origen latinoamericano en Canadá.

En cuanto a la integración profesional, los latinos tampoco nos identificamos con ningún campo o industria en particular. Según el estudio que hizo la Cámara de Comercio Hispana de Toronto en el 2012, el área que más prevalece en los negocios latinos en Toronto es Alimentos, pero apenas con un 17%. Con respecto a los profesionales latinoamericanos, el estudio indica que la mayoría trabaja en el área de Servicios Empresariales, pero aun así, no llega al 20%. El estudio es positivo y demuestra que los latinoamericanos estamos capacitados, tenemos buenos trabajos y cada vez emprendemos más negocios; a nivel individual tenemos mucho éxito. Sin embargo, lo que está claro es que a nivel colectivo carecemos de integración y objetivos comunes.

Las comunidades más influyentes y prósperas en Toronto han sabido integrarse, crecer colectivamente, concentrarse en ciertas zonas geográficas e involucrarse profundamente en la política local. Es el caso de los italianos, los chinos y los sudasiáticos. Entiendo que es muy difícil cambiar las circunstancias actuales de nuestra comunidad, ¡y definitivamente no sugiero que empaquemos nuestras maletas y nos mudemos a York-South Weston para ver si podemos poner aunque sea un diputado en Ottawa! Sin embargo, sí hay algunas medidas puntuales que podemos empezar a ejercer desde ya:

Involucrémonos más en la política local, ejerzamos nuestro derecho al voto, y para los que tengan vocación política, ¡participen en las elecciones! Presionemos porque se designe un área de la ciudad como el “Latin Town”. Llevamos organizando Salsa en St. Clair por 10 años, y muchos comercios latinos se encuentran en St. Clair West. Para mí, este barrio es el claro candidato a ser designada el Barrio Latino.

Conectemos más a nivel profesional. Hay muchas organizaciones que fomentan la integración y el “networking” entre profesionales latinos; participemos - tener una red de contactos extensa es una excelente herramienta de crecimiento.

Con forme nuestra comunidad vaya creciendo, se van a presentar muchas oportunidades más, quizás mejores que la organización de los Juegos Panamericanos, pero si queremos tener influencia y abogar por que se velen nuestros intereses, entonces debemos involucrados en el proceso político y ser una sola voz que suene muy fuerte.

Filosofía Urbana

Diego Hidalgo Saa

Graduado en Ingeniería Civil, Diego Hidalgo se apasiona por el desarrollo de las ciudades, las comunidades modernas y el diseño urbano. Diego compartirá su opinión acerca de la actualidad política, social, económica y cultural de Toronto.

COMENTARIOS

ÚLTIMAS NOTICIAS