X
¿Qué estás buscando?

Obtener autorización para regresar a Canadá ya no es automática

Una persona deportada puede volver al país a través de otros programas de Inmigración
Toronto · Publicado el: 4 marzo, 2014

En la columna de la semana pasada expliqué que cuando se es deportado o invitado a salir del país, generalmente se necesita obtener un permiso especial para poder regresar a Canadá. A raíz de lo que planteé recibí una llamada de una persona que se encuentra fuera del país, quien fue deportada de Canadá hace varios años y quería saber si aún es posible que este país la admita para inmigrar a Canadá a través del programa de trabajadores calificados.                   

Le expliqué que sí, que si califica para alguno de los programas que están abiertos para la inmigración, como son para los trabajadores calificadas, para las personas que vienen a Canadá porque están siendo patrocinados por su esposa o sus padres, o personas que vienen bajo cualquier otro tipo de patrocinio, o bajo los programas de negocios, etc., si califica para cualquiera de los programas existentes, puede hacer el trámite.

No obstante, dado que la persona ha sido deportada de Canadá anteriormente, la ley requiere que para poder regresar al país obtenga, aparte de la visa de residente permanente, también una autorización para regresar, que es un documento que básicamente limpia la deportación y que es otorgado por el gerente del consulado en el cual estaría haciendo el trámite, ya que la ley de inmigración dice que una persona que fue deportada no puede nunca regresar a Canadá a menos que se le otorgue este documento especial.

En el pasado, la entrega de esta autorización  para regresar era prácticamente automática, ya que si la persona calificaba bajo el programa de patrocinio, o bajo cualquier otro tipo de programa migratorio, una vez que se le preparaba la visa de residente permanente inmediatamente los oficiales de inmigración pasaban a entregarle la autorización para regresar, que básicamente consistía en un proceso de hacer el pago correspondiente.

No obstante, en los últimos años ha habido un cambio radical en términos del proceso para obtener esta autorización para regresar a Canadá, y ya no es casi automática. Aún en los casos de matrimonio se ha complicado bastante el que se entregue este documento, y en algunos consulados más que en otros porque tienen una política mucho más severa en términos de reforzar las leyes para quienes han sido deportados del país.

Ahora, para poder obtener la autorización para regresar, la persona debe presentar un escrito explicando por qué motivos, dado que fue deportada, se les debería permitir regresar a Canadá. Lamentablemente la persona que debe escribir ese pedido en realidad no sabe qué es lo que está buscando el oficial de inmigración que lo va a leer, y a menos que tenga un consultor o un abogado que lo esté guiando con el caso, es muy difícil que pueda satisfacer los requisitos de las guías de inmigración para el otorgamiento de este documento.

Cuando se hace este pedido, lo que hay que dejar bien claro primeramente es por qué motivos se le debería permitir venir a esta persona. Por ejemplo, si es un caso de matrimonio, se debe argumentar el hecho de que tiene que volver a Canadá para estar con su esposa, y si tiene hijos, para estar con sus hijos, para mantener a la familia unificada. Así también si la persona de alguna manera va a ser un beneficio para Canadá, ya sea porque por ejemplo fue nominado por alguna provincia bajo el Programa de Nominaciones Provinciales, o porque tiene una profesión que está en demanda en el país y va a venir a llenar plazas de trabajo, o si la persona va a invertir dinero, etc. Hay que dejar esos puntos muy bien establecidos.

Junto a esa explicación, también hay que argumentar y demostrar que la persona no tiene record criminal, explicar cuáles fueron los motivos por los que fue deportada del país, y dejar bien claro que no fue a causa de una acción criminal o de alguna acción que abiertamente violara las leyes de inmigración canadiense. Adicionalmente también hay que hacer hincapié en el hecho de que no representa un peligro para la seguridad de Canadá en términos de terrorismo, tráfico de drogas, crímenes violentos o ninguna de esas cosas.

También hay que tener en cuenta que si la persona llega a un puerto de entrada en Canadá, aún si llega con una visa de residente permanente, no le pueden permitir la entrada al país porque el Acta de Inmigración establece que una persona que fue deportada no puede regresar nunca a Canadá sin antes haber obtenido el permiso respectivo para hacerlo.

En este sentido, cuando una persona ha sido deportada del país no es automático que pueda regresar, hay puntos muy específicos que tiene que probar al oficial de inmigración en el país de origen para que le den este documento, pero sí puede calificar, obtener el permiso, y residir y hacerse ciudadano canadiense.

Para ello, lo más importante es que los interesados en inmigrar estén bien conscientes de qué se trata ese pedido que deberán hacer por escrito a las autoridades canadienses, que sepan que no se trata solamente de decir ‘quiero volver porque me gusta Canadá’, sino que hay secciones legales muy específicas que se deben tener en cuenta y probar para poder obtener dicho permiso.

En este sentido, es muy importante que las personas que están en esta situación se asesoren muy bien antes de iniciar el proceso respectivo, a fin de garantizar que su pedido no va a ser rechazado.

Inmigrando a Canadá

Vilma Filici

Vilma Filici, es una renombrada especialista con más de 30 años de experiencia en el rubro de Inmigración. A través de este blog, la asesora ofrecerá noticias y artículos de interés sobre este importante tema para nuestra comunidad. Puedes hacerle una consulta aquí, o puedes contactarte al correo [email protected]

COMENTARIOS

ÚLTIMAS NOTICIAS