X
¿Qué estás buscando?

La salud importa en la aprobación de una solicitud de residencia

Diabetes y colesterol son los casos más comunes para poder negar la residencia de toda la familia
Toronto · Publicado el: 10 marzo, 2014

PREGUNTA: ¿Qué tan cierto es que la salud juega un papel importante en la aprobación de una solicitud de residencia?

RESPUESTA: La Ley de Inmigración Canadiense especifica claramente que todas las personas dependientes del solicitante principal de residencia permanente en Canadá tienen que pasar exámenes médicos y revisiones policiales, inclusive si no están solicitando que su residencia permanente sea procesada al mismo tiempo del solicitante principal.

Por dependientes se extienden los cónyuges, los hijos menores de 22 años de edad, los hijos que siendo mayores de 22 años se encuentran estudiando tiempo completo o aquellos hijos que por razones físicas o mentales no pueden valerse por sí mismos y dependen económicamente de sus padres.

El Ministerio de Inmigración y Ciudadanía  de Canadá fijo en un poco más de $31,000 dólares el límite máximo que puede costarle al país los tratamientos médicos y psicológicos, o los servicios sociales, que requiera el nuevo residente permanente en el transcurso de los siguientes 5 años a la aprobación de la residencia.  

Si el pronóstico médico de un solicitante de residencia permanente, o uno de sus dependientes aún si el dependiente no está solicitando la residencia permanente, indica que el costo del tratamiento médico, psicológico o la asistencia que requerirá esta persona pueden ser superior al límite fijado, la residencia permanente de toda la familia puede ser negada.  Las únicas excepciones para la regla de “demanda excesiva” son la categoría de patrocinio de esposos o hijos o la de Humanidad y Compasión.  Todas las demás categorías de inmigración se ven afectadas por esta regla.

La negativa de la residencia permanente por demanda excesiva puede ser evitada o apelada si puede demostrarse que la familia ha corrido con los gastos de los tratamientos en el país de origen, que cuenta con el dinero suficiente para correr con los costos de los tratamientos en Canadá o que el desarrollo de la enfermedad no se ha dado en el pasado de la forma en que está previendo el desarrollo futuro  el medico designado por inmigración para evaluar el caso.

Muchas enfermedades comunes, y que consideramos que no representan problemas serios, pueden conllevar a una inadmisibilidad a Canadá por razones médicas.  La diabetes y el colesterol alto son algunos de los casos más comunes y con frecuencia unos de los más sencillos en el momento de tener que presentar un contra-argumento al departamento de Inmigración de Canadá.  Pero no por ello significa que no deba ponerse atención en el momento de presentar la solicitud de residencia permanente, si de antemano se sabe de la existencia de estos dos problemas.

Los dependientes que no se hagan exámenes médicos quedan excluidos de por vida para ser patrocinados bajo la categoría de familia. Aun cuando estos dependientes sean hijos de relaciones previas donde es el otro padre el que se niega a que el hijo se haga los exámenes exigidos por inmigración.  

Cualquier problema médico, mental o incapacidad física que tenga, bien sea el solicitante principal o sus dependientes, debe ser discutido con el consultor o abogado antes de mandar la solicitud de residencia permanente con el fin de estar preparados para responder a cualquier requerimiento que haga el departamento de inmigración y ciudadanía, o para presentar el argumento contra inadmisibilidad desde el mismo momento de iniciar la solicitud de residencia.

La demanda excesiva al sistema de salud y servicios sociales de Canadá hace inadmisible a toda la familia aun cuando para quien está enfermo no este solicitando la residencia permanente.

Etiquetado en: salud
COMENTARIOS

ÚLTIMAS NOTICIAS